Memoria de una Acción Ausente

“Number 03´16 (A FANAL) de la serie historias sobre ruedas” de Chemi Rosado-Seijo expuesta en la Sala 1 del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, curada por Daniel Soto, expuesta del 09 de Junio al 13 de Agosto 2016.

La cultura urbana contemporánea muestra imágenes desafiantes para la reflexión y nuestro pensamiento crítico que intenta interpretar esos registros, como los esgrafiados producidos por gran cantidad de objetos, herramientas, materiales actuales, tanto como los grafitis que revisten las paredes animando con esa visualidad las vías y los espacios citadinos; son huellas grabadas en una memoria huidiza, quizás -como el tiempo del estrés y la conmoción actual de esta urbe de la discordia-, contradicción que se comporta como el bumerang el cual al ser lanzado y si no se sabe cómo sujetarlo en la ruta de retorno nos golpeará. La vida y sus contingencias también nos recuerda la Física clásica, cuando dice que todo lo que sube de esa misma manera baja, pero en ese trance del ir y venir por las rampas del día a día se dejan rastros cuyas lecturas son de enorme interés para el arte.

WP_20160617_022

Sala 1 del MADC. Foto LFQ.

La visita al MADC

Una mañana de estas llegué al MADC para ser testigo de esa acción denominada “Number 03´16 (A FANAL) de la serie historias sobre ruedas” del artista portorriqueño Rosado-Seijo, pero solo me encontré con dichos rastros de lo que ahí sucedió quizás en la noche de la inauguración: el principal indicio observado fue una enorme estructura construida en madera, curvada con distintas gradientes, además de un puñado de cascos protectores y muchas patinetas, para que en ciertas horas predestinadas al juego, los chicos urbanos realicen sus prácticas del “skateboarding”, con las cuales imprimen en el pavimento de las rampas dichos grafismos que no dejan de mostrar un singular sentido del arte de nuestros días, cuando son memoria, son registros de un evento con el cual marcan su permanencia en el museo, tal y como en el ayer más remoto y en lo más profundo de la caverna el hombre prehistórico registró su existir grabando en la roca la impronta de su mano. Hoy los muchachos lo hacen pero en otro tipo de caverna, en la del recinto museístico cuya misión primordial es proteger esa memoria del cotidiano actual, pero donde por contradicción el artista joven tristemente a veces no le queda más que comportarse como quien entretiene: en otros tiempos lo hizo el bufón ante la corte, o el payaso en la movediza arena del circo de la vida.

WP_20160617_006

“Sin título. Lab/room marca y raspadas de skateboarding sobre lienzo, 2016”. Foto LFQ

Hundir la mirada

El espectador al museo, en esa tipología de espacio propicio para lo simbólico, lidia con el signo de la incertidumbre, busca siempre un lienzo o un objeto donde permitirle al espectador “hundir la mirada”, para que suceda algo, pues si nada sucediera no habría cognición tampoco experiencia de la memoria y por lo tanto aprendizaje, fin último para el ciudadano contribuyente quien paga impuestos para que dicha entidad estatal abra sus puertas todos los días.

En el caso de esta propuesta lo que presenciamos en ese enorme juego de rampas, es el signo de la “acción” como dije “ausente”, y, sí en el museo histórico contemplamos los “totens” de aquel vigoroso pasado, que también está “ausente”, hoy nos apostamos a la vera de la ruta donde ocurre el evento ideado por Rosado-Seijo en su paso por el país para intentar comprender el arte contemporáneo y sus matices influenciados por la paradoja actual.

WP_20160617_014

Chemi Rosado-Seijo. Historia sobre ruedas”. Foto LFQ.

Además de las rampas se exhiben dos piezas de gran formato y colección del artista quien las nombra “Sin título. Lab/room marca y raspadas de skateboarding sobre lienzo, 2016”, de sendos performances de grabar esos grafismos en la tela, y un par de libros de arte montados sobre el sistema de rodaje de las patinetas, para alcanzar el significado de ese lúdico trance que él titula “historia sobre ruedas”, parangonar el arte y el deporte como actividades del comportamiento humano en esta época de tantas transformaciones las cuales hacen mutar los atavismos de la cultura.

WP_20160617_010

Sala 1 del MADC. Foto LFQ.

Otra evocación

Para concluir con esta breve reflexión acerca de “Number 03´16 (A FANAL)”, me instiga a recordar otro evento que aunque mínimo, también asumía esa acción de imprimir el pavimento y la pared de una galería, se trata de la exposición Arte Joven en Galería Terminal –espacio de muy corta existencia en esta capital-, realizada en abril de 2015, donde aprecié el registro de una acción similar por parte de Olman Torres (Stand By), Miguel Castro y Kevin Mejía (Vagabond), quienes imprimieron dichos vectores con las ruedas al impactar el plano vertical de la pared y la plataforma de metal que los catapultaba, con ello también ensayaron la realidad de tantos muchachos que ante la férrea disyuntiva antepuesta por la crisis e incomprensión social, construyen sus nuevas murallas y alternativas para marcarlas con las improntas de sus patinetas, y así quizás poco a poco derribarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s